Me tocó un trocito del Gordo

Ser una autora de autoedición te obliga a multiplicarte en varias personas a la vez: autora, por supuesto, pero además, comercial, relacciones públicas, gerente, contable y mozo de carga. Tenía claro que si quería que la novela llegara a los lectores tenía que trabajar muy duro.
Seguir leyendo

¿Qué haces para promocionar tu novela?

Galería

Esta galería contiene 1 foto.

En el mundo en que vivimos es cada día más importante que como autores nos impliquemos en la promoción de nuestra obra e interactuemos con los lectores. Hasta hace relativamente poco tiempo, un autor podía permitirse permanecer más o menos aislado del público, y aparecía en las presentaciones como agua de mayo. Todos acudían para conocer al escurridizo escritor de las historias que tanto les hacían soñar. Seguir leyendo

Cada novela tiene su editorial, ¿tú a cual te diriges?

Galería

Después debes decidir qué tipo de escritor quieres ser. Puedes escribir poemas, eslóganes, cuento… Insisto, pruébate. A la escritura, al ser una inquietud creativa, como la pintura o la música, se llega por diferentes caminos. Últimamente han proliferado talleres literarios de toda índole. Yo no he acudido a ninguno, salvo a uno de estilo, y me ayudó bastante. Como digo, las técnicas se pueden aprender. Desde mi punto de vista son imprescindibles la ortografía y la gramática. Y haber leído mucho. Indispensable.
Seguir leyendo

¿Tú te procrastinas?

Galería

Alex Nogués Otero Consejos para escritores…que grande me suena. Se me hace difícil escribir sobre esta materia  por varios motivos, de los que destacaré dos. El primero: cuando pienso en mí, no pienso en un escritor (seguro que cuando lea Seguir leyendo

¿Qué puedo aprender de un tipo que ha vendido cuatro millones de ejemplares?

Galería

Analiza las frases, quédate con los aciertos de ese autor y desecha sus fallos. Intenta hacerte con el best-seller del momento y bucea en sus entrañas, aunque la temática te importe un pimiento. ¿Qué puedo aprender de este tipo que ha vendido cuatro millones de ejemplares? Si das con alguno de sus secretos, has ganado el premio gordo. En su momento, yo me leí “El código Da Vinci”, de Dan Brown. Me pareció escrito de manera mediocre, pero me enganchó su lectura. ¿Qué aprendí de él? El uso de una escritura rápida, con impactos cerebrales a bocajarro que te fuerzan a seguir leyendo y te atrapan (en el caso de este libro, son los enigmas que se suceden uno detrás de otro) ¿Quiero escribir algo parecido a lo de Dan Brown? No. ¿Me gustaría escribir como Dan Brown? Menos. ¿Me gustaría enganchar al público como lo hace Dan Brown? ¡Pues claro, coño, es lo que quiero, no me jodas! Seguir leyendo