Escritor, prepárate a sufrir…

A.M.Caliani

Llevas años escribiendo chorradas en tu procesador de texto, o garrapateándolas en un papel. A veces incluso te has atrevido a escribir algún relato que empieza y —¡oh, sí!— acaba. Por las noches te acuestas y en la oscuridad de tu habitación, tu mente da vueltas alrededor de una historia que a veces se transforma en un duermevela preñado de imágenes y conceptos que acaban en pesadillas recurrentes. Una fantasía que te roba el sueño, hace que te desconcentres en el trabajo y te asalta cuando estás conduciendo tu coche con la mente en blanco, justo como lo desaconseja la DGT.

            Pues bien, si sufres esos síntomas, felicidades: estás incubando la fiebre del escritor.

            Lo siguiente es dar el Gran Paso. Un paso que inicia un camino que solo un mínimo porcentaje culminará con un manuscrito acabado. Un camino por delante que se asemeja a una solitaria senda de baldosas amarillas cubierta de las espinas crueles del desaliento, el peor enemigo del aspirante a escritor.

            Porque sí, colega. No nos pongamos chulos porque hemos decidido que tenemos los cojones suficientes para escribir una novela. Aspirante, sí. Eres un puto aspirante, como ese chaval que un día decide entrar en un gimnasio y le dice a un entrenador que quiere ser boxeador profesional. Como ese chico, vas a necesitar preparación, entrenamiento y sufrir mucho. En el mundo de la literatura, por suerte para ti, nadie va a tocarte la cara… pero sí la autoestima. Salta a la arena mal preparado, y los hematomas te marcarán el alma durante mucho tiempo. Algunos ni siquiera cicatrizarán. El premio a tu mal entrenamiento será el ridículo.

            Por eso insisto: hay que entrenar. Hay que prepararse mucho antes de que otra persona distinta de tu mamá y tu mejor amigo te lea.

            Mis intervenciones en este blog irán destinadas a ayudarte a que planifiques ese entrenamiento, a intentar que te lleves las hostias justas y a que sufras menos que otros, que tuvimos que afrontar este proceso desde cero, sin ayuda; más solos que la una y poco y mal aconsejados. Esto segundo es aún peor que no tener consejo alguno.

            Publicar una novela es difícil. ¿Pero imposible, como aseguran algunos? En absoluto. Quien te diga eso miente. Si lo planeas todo de la forma correcta, y no te dejas arrastrar por el corazón —de esto ya hablaré en futuras entregas— es muy posible que alguna editorial se interese por lo que has parido tras meses o años de trabajo. Eso si es bueno, por supuesto.

            A partir de ahora, te regalaré mis consejos de forma desinteresada. Puede que a algunos no os funcionen y a otros sí, pero como son gratis, no acepto reclamaciones. Son mis experiencias y a mí me sirvieron de mucho. Si a ti no te valen, lo siento en el alma. Toma de ellos lo que veas interesante y tira a la basura lo que no.

            Al fin y al cabo, no soy infalible. Y nunca olvides que la mayoría de las cagadas que enumeraré, las cometí yo.

 Próxima entrega: gesta una idea que interese a otros, aparte de a ti mismo.

El autor del post

A.M. Caliani nace en Ceuta, en 1963. En lA.M. Calianios 80 escribe en calidad de redactor en las hoy desaparecidas revistas«Staffel» y «Star Kits», así como algún trabajo esporádico como colaborador en«Modelismo e Historia». En la segunda también publica tiras cómicas, aunque pronto relegará las historietas a un recuerdo del pasado.

            Además de novela, escribe relatos cortos. Uno de ellos, «El caballero del viento», le hace merecedor del primer premio en el Certamen de la Librería Tótem de Ceuta, en 2008. En noviembre de 2011, pasa a formar parte de la web Paraíso Cuatro (www.paraiso4.com), después de presentar su relato «Whiskeyman» para el especial de Halloween de ese mismo año, «Bajo el eclipse». Desde entonces, publica en dicha web una o dos veces al mes.

Novela: El secreto de Boca Verde (Ediciones Lampedusa)

Relatos publicados:

2011

“Whiskeyman”  (Antología digital “Bajo el Eclipse”,www.paraiso4.com)

“El caballero del viento”, “La peor cena de mi vida” y “Recordando al héroe” (Antología digital “Relativamente”)

2012

“El taxista del infierno” (Antología “Camada”, Ed. Mandala)

“El cuarto de Sonia” (Antología “Fantasmas, espectros y otras apariciones, Ed. La Pastilla Roja)

“Aisha Kandisha” (Antología digital “666”, www.paraíso4.com)

“La última navidad de Todd Banning” (Antología “La hora de la bella y otras historias para leer en Navidad”, Ed. Círculo Rojo # Seleccionado ganador del concurso)

“Cuenta pendiente” (Microrrelato, antología digital “Los 200 de Novela Negra”, Artgerust)